Francisco y Pedro Maldonado. Líderes de la revuelta comunera en Salamanca

Durante los años 1520 y 1521 se produce una rebelión de la sociedad centro castellana que lucha por sus intereses y planta cara a Carlos I ante su idea de acabar con las Cortes y subir los impuestos. Los cabecillas de esta revuelta fueron Padilla de Toledo, Bravo de Segovia y los primos Maldonado, de Salamanca. Fue un levantamiento urbano que encuentra apoyo enseguida en el campo.

Pero, ¿Cuáles fueron las causas de esta revuelta?:

  1. Crisis económica (industrial y textil): La industria textil castellana fue incapaz de competir con los extranjeros. 
  2. Cargos públicos: Los reyes concedían cargos de regidor de por vida o autorizaban a que lo heredasen los hijos. De esta manera, nunca iban a resultar molestos a la monarquía. Esto provoca un descontento político y social.
  3. Las Cortes eran poco representativas: Un escaso número de ciudades podían enviar diputados a Cortes. Otra cuestión era cómo se designaban, ya que eran escogidos entre la aristocracia y representaban los intereses de una minoría social y urbana. La convocatoria a Cortes tenía lugar cuando el soberano lo proponía, eran irregulares y principalmente para votar sobre nuevos servicios (impuestos).
  4. Sucesión de Carlos de Gante para regir la Monarquía Hispana. Esta fue la gota que colmó el vaso. Carlos era hijo de Juana la loca y de Felipe el Hermoso y nieto de los Reyes Católicos. Al morir Isabel la Católica, su esposo Fernando asume el reino de Castilla mientras las Cortes reconocen la incapacidad mental de Juana, casada con Felipe el Hermoso. Una parte de la nobleza apoyan a Felipe como legítimo rey de Castilla. El 24/09/1505 firman con la mediación del arzobispo de Toledo la llamada «CONCORDIA DE SALAMANCA» en la que se reconocía a Felipe y Juana como reyes de Castilla y a Fernando como gobernador a perpetuidad. Pero Felipe el Hermoso muere el 25/09/1506, cae desplomado después de practicar deporte.
  5. Hay una regencia del Cardenal Cisneros, cuenta con el apoyo de la nobleza.
  6. La Junta de Regencia solicita que Fernando asuma de nuevo el poder. Fernando muere en 1516 y se produce la segunda Regencia del Cardenal Cisneros.
  7. Los consejeros flamencos comienzan a maniobrar para que Carlos de Gante se haga con las coronas de Castilla y Aragón. 

Desde el primer momento fue un rey no deseado. Se había criado con la cultura flamenca, apenas hablaba español, ignoraba los asuntos españoles y venía rodeado de flamencos. Castilla no lleva bien este nombramiento de un rey no nacido en España, preferían al infante Fernando, hermano de Carlos y nacido en España. 

Los monjes mendicantes como los dominicos, sobre todo en Salamanca, empiezan a sermonear contra el imperio, contra los flamencos que acompañan al rey, que se aplacen los impuestos, que no se saque dinero del país y evitar que usurpen las riquezas de las Indias. 

La revuelta arranca en Toledo, con Padilla, que une sus tropas a las de Bravo en Segovia y los Maldonado en Salamanca. Pedro y Francisco Maldonado son los líderes de la revuelta en Salamanca. Pedro aparece como líder principal y su primo Francisco como segundo. 

Los comuneros acuden a la reina Juana, que estaba confinada en Tordesillas, para que les apoye en la lucha. Ella podía dar legitimidad a la revuelta comunera. Tenían esperanzas en ella. Aunque Juana les escucha, les acoge y Padilla arrodillado le promete liberarla y devolverle sus derechos si les apoya, la reina Juana no firma ningún documento. Les dice que su hijo Carlos no tiene la culpa de los males que le contaban, porque era muchacho, que la culpa era del reino que lo había consentido. 

Los comuneros siguen su lucha sin el apoyo de Juana. El fin de la revuelta se produjo el 23/04/1521 cuando las tropas de los comuneros fueron derrotadas en campo próximo a Villalar (Puente de Fierro). Las condiciones del terreno, pegajoso y fangoso y un día lluvioso no ayudaron a la causa. Fueron presa fácil para el ejército del rey que les atacó impidiendo el despliegue de las tropas comuneras. 

Los cabecillas fueron detenidos y se produjo un juicio rápido en el que se les condenó a la pena máxima por traición. Padilla, Bravo y Francisco Maldonado fueron ejecutados el 24/04/1521 y sus cabezas expuestas en picas. Pedro Maldonado fue encarcelado. Tuvo cierto privilegio por ser nieto de D. Rodrigo Maldonado Talavera (quien ordenó construir la Casa de las Conchas), que había sido consejero de los Reyes Católicos, caballero de la Orden de Santiago,  pero finalmente fue también ejecutado.

Los restos mortales de Francisco Maldonado fueron trasladados a Salamanca y enterrados en el Convento de S. Agustín, destruido por los franceses. Los de Pedro Maldonado fueron trasladados también a Salamanca y están en la capilla que su abuelo compró en la Catedral Vieja de Salamanca, La Capilla de Talavera, donde también se encuentra el pendón de los primos Maldonado.

Por lo tanto, cada 23 de abril, desde 1986, Castilla y León celebra la Fiesta de la Comunidad, conmemorando esa revuelta en la que se luchó por la justicia y por la libertad del pueblo. Hubo rebrotes del movimiento comunero de la primera y segunda República española y el morado de la bandera de la República representa el pendón castellano. 

Fuentes:

Los Comuneros: La Huella De Un Mito. Edical, 2009.

 

 

2 Comentarios

  1. Mercedes

    Que bueno e interesante es tener una amiga que te ilustra de historia. Gracias Teresa eres un tesoro.

    Responder
    • Teresa

      Muchas gracias Mercedes por tu comentario. Me alegra leer que resultan interesantes todos estos datos que forman parte de la historia de nuestra ciudad. Saludos, Teresa.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies