El escudo de los Maldonado (Casa de las Conchas)

Hoy le ha llegado el turno al escudo de los Maldonado, en La Casa de las Conchas, un escudo que se repite y repite en el exterior e interior de la vivienda. Se trata de uno de los monumentos más emblemáticos de Salamanca, de las mejores construcciones del gótico civil español, con una vistosa y llamativa decoración plateresca.

D. Rodrigo Maldonado Talavera, caballero de la Orden de Santiago, ordena la construcción de esta noble casa. Quizás fue éste el motivo por el que ordenó la decoración con conchas o vieiras, por ser el símbolo de dicha orden.

La originalidad de la Casa de las Conchas no está solo en el motivo elegido, sino también en la disposición de las mismas que se hace a tresbolillo siguiendo la tradición mudéjar de decoración en rombo.

En este blog, no voy a hacer referencia a la leyenda de la onza de oro o del tesoro escondido debajo de una concha, ya que en las visitas que realizamos los guías, es casi “de obligatorio cumplimiento” contar esta leyenda. No, en esta ocasión voy a comentar la leyenda del escudo de D. Rodrigo Maldonado Talavera.

Cuenta la leyenda, que un antepasado de los Maldonado, un tal Aldana, tras vencer en un duelo al duque de Normandía y estando a punto de matarle, el padre de éste, un rey de Francia, para evitar la muerte de su hijo, suplica al español que por favor le perdone la vida y a cambio le daría cualquier cosa que le pidiera.

El noble español quiso la flor de lis del escudo del rey francés y éste se la concedió diciendo “cette fleur est mal donnée”. Aldana, que no entendía nada de francés creyó que también le regalaba el nombre Maldonado y la conclusión de la leyenda es que el caballero Aldana se quedó con el escudo de la flor de lis y el apellido Maldonado.

Podemos decir que la Casa de las Conchas es también un canto a la vanidad de D. Rodrigo, ya que en la casa hay más de cien escudos de D. Rodrigo, tanto en el exterior como en el interior de la vivienda. Suponemos que debía de estar bien orgulloso de sus méritos y que tenía un afán excesivo por demostrarlo y ser admirado por ello. 

8 Comentarios

  1. MANUEL MENA

    BLASÓN DE LOS MALDONADO.

    Frente al recuerdo
    del maestro Salinas.
    Donde la ciudad,
    junta todos los vientos.

    En medio de conchas sabias,
    en piedras nobles talladas.
    Un extraño escudo
    de los Maldonado,
    toma nota de los tiempos.

    Blasón rojo gules,
    cinco flores de Lis doradas.
    Aquí tallado en piedra,
    con extraña forma enmarcada.

    Conocedor de mil secretos,
    de conchas, armas,
    pactos, enigmas, luchas
    y leyendas de damas.

    Y por la noche, cuando
    el movimiento se apaga,
    todavía escuchas
    canciones veteranas,
    de antiguos trovadores,
    que amores allí cantaran.

    ¿Qué le cuentas a la Clerecía?
    De qué hablas con Salinas,
    el maestro que puso su música
    en almas sublimes, de tez fría.

    ¡ Blasón de los Maldonado !.
    Proa de palacio renacentista,
    en entorno de nombres,
    que majestad te dieron.
    Fonseca, Solís,
    Meléndez Valdez, entre otros
    junto a ti se establecieron.
    ¡ Que te saluden los vientos !
    ¡ Que las aves,
    abran sus alas al pasar !
    Suenen campanas en la clerecía.
    ¡ Blasón de los Maldonado !.
    Cinco flores se inclinan,
    en el alma de la ciudad.
    Cabal emblema,
    de un constante amor por la libertad.

    Responder
    • Teresa

      Muchas gracias Manuel Mena, como siempre te sales con tu talento y buen hacer. De cualquier monumento, historia, leyenda, escultura, o mismamente un escudo encuentras las palabras perfectas que encajan divinamente con el tema. De nuevo gracias por tu ayuda.

      Saludos,

      Teresa

      Responder
  2. M. Mercedes Ruiz

    Que importante es entender lo que te dicen, incluso en otro idioma.
    Interesante relato.
    Y D. Manuel ¡¡ qué decir!!
    Teresa, que bonito lo encaja todo en tus historias.
    Orgullosa de compañeros estoy.

    Responder
    • Teresa

      Gracias Mercedes por tu comentario. Nuestra ciudad está llena de curiosidades y anécdotas que a mí me vuelven loca. Cuanto más indagas, más encuentras. Esto es un pozo sin fondo, para que nos demos cuenta de toda la cultura, arte, ciencia, personajes ilustres de nuestra hermosa y bella Salamanca, De D. Manuel Mena, que te voy a decir, agradecida no, lo siguiente. Gracias a ti también por todos tus comentarios.

      Saludos, Teresa

      Responder
  3. Brenda Maldonado

    Gracias por instruirnos en la historia de nuestros antepasados!

    Responder
    • Teresa

      Buenos días Brenda, gracias por tu comentario, ya veo que tu apellido es Maldonado. Bueno, esto es una leyenda y ya se sabe, las leyendas son un relato de sucesos que tienen que ver más con lo fantástico y maravilloso que con lo histórico y verdadero. No sabemos con certeza dónde acaba la fantasía y dónde comienza la realidad, pero como yo digo, cuando el río suena… es porque agua lleva.
      Saludos,
      Teresa

      Responder
  4. Claudia Luna

    Hola me gustaria conocer más sobre la historia de la familia Maldonado, en especial de dos personas, me pudieran ayudar en guiarme sobre su historia¡?

    Responder
    • Teresa

      Hola Claudia, gracias por tu comentario, me lleva a pensar que te interesó este artículo de blog. Referente a la familia Maldonado, te puedo decir que es un apellido de peso en Salamanca, de las familias nobles más importantes en el S. XV y XVI. Entre los Comuneros de Castilla había dos primos nacidos en Salamanca, Pedro Maldonado y Francisco Maldonado, nietos del doctor Rodrigo Maldonado Talavera. Este último, además de ordenar la construcción de la Casa de las Conchas, compró una pequeña capilla en la Catedral Vieja de Salamanca, llamada la «Capilla de Talavera o del Salvador», allí está enterrado junto a su familia y uno de sus nietos comuneros, además también está el pendón de éste colgado en un muro de la capilla.
      Espero haberte servido de ayuda.
      Saludos,
      Teresa

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies