Claustro de “Las Dueñas”

Merece la pena hacer un alto en el camino para contemplar el hermoso Claustro del convento de “Las Dueñas” o de las monjas dominicas, de las mejores obras del Plateresco español del S. XVI.

El edificio original de “Las Dueñas”, fue fundado por Dña Juana Rodríguez Maldonado, una noble mujer de posición acomodada, con el fin de crear un beaterio para acoger a las beatas, las mujeres nobles que vivían solas por estar viudas o porque eran esposas de militares.

Estas mujeres, además de hacer voto de castidad y obediencia, se dedicaban a la oración. Sin embargo, el voto de pobreza no iba con ellas, de tal modo que algunas de ellas tenían hasta sus propias criadas. ¡Vaya categoría la de estas damas!. No es extraño que los salmantinos denominaran a este lugar “Las Dueñas” en lugar de Convento de Santa María de la Consolación.

Posteriormente, el edificio fue habitado por las madres dominicas y con donaciones de una noble señora y de los Reyes Católicos, se construye la Iglesia y el Claustro. Tienen que adaptarse al espacio que tienen, es por ello que el Claustro tiene forma de pentágono.

Ya que de la decoración voy a hablar en la próxima entrada de blog, a continuación haré referencia a las monjas dominicas, que además de dedicar su vida a la oración, también elaboran unos dulces en su obrador con “SABOR A GLORIA” que merece la pena degustarlos.

Podemos decir que son auténticas reposteras. La combinación de sus expertas manos junto con el buen trabajo realizado con amor, tranquilidad, paz y buenos ingredientes, da como resultado un abanico de dulces que podemos comprar, como  mazapanes, amarguillos de almendra, polvorones, mantecados, etc. que nos dejarán un buen sabor de boca.

2 Comentarios

  1. MANUEL MENA

    CLAUSTRO DE LAS DUEÑAS

    Claustro de las Dueñas,
    Una dama pasea  
    piensa en voz alta,
    con Sinceridad.
    ¡ Virgen misericordiosa !.
    Ten compasión y piedad.
    De ti depende el futuro mío,
    y de más de un familiar.
    Que mi marido regrese,
    de esta campaña militar.

    Hace tres años marchó
    ¡ Quién sabe si regresará !
    Torturarme con pensamientos,
    no me puede ayudar.
    si mi señor no viniera,
    ¿ Qué destino me aguardará ?
    Dolor en el alma,
    Incertidumbre y Paz.
    A veces belleza y tristeza,
    se unen en un mismo lugar.

    Personajes que gritan,
    y se giran en los capiteles.
    Miradas de extraña realidad.

    Imágenes que al mismo tiempo 
    muestran horror, magnificencia,
    finura, encanto y grandiosidad.
    Bellas con belleza dispar.
    Se dice que inspiradas 
    en la Divina Comedia.
    ¡ Nadie nunca lo Sabrá !.

    Si sus cuerpos se retuercen,
    Sus almas. ¿ Qué sentirán ?

    Partiendo del dolor y tortura.
    Excepcionalmente,
    belleza se puede crear.

    Claustro con forma irregular.
    Lo perfecto no es lo simétrico,
    es cuestión de observar.

    Mañana regresan soldados,
    movimientos, desasosiego,
    agitación, angustia, intranquilidad.

    El destino arroja los dados,
    juega con las vidas al azar.

    ¡ Claustro  de las Dueñas !
    Contrastes, leyendas, anhelos,
    fantasías, delicadeza…
    sublimes maravillas ocultas.
    ¡ Claustro excepcional !.

    Responder
    • Teresa

      Precioso poema que refleja a la perfección la utilidad que se le dio a este convento en sus inicios y magnífica manera de describir las exquisitas obras labradas en piedra, donde las figuras representadas nos sorprenden.
      Muchísimas gracias Manuel Mena por tu ayuda, tu colaboración y buen hacer.

      Saludos, Teresa

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies