Almendras garrapiñadas

Hay que decir que es uno de los productos típicos de Castilla-León y se pueden encontrar en otras ciudades y poblaciones de nuestra comunidad.

Los ingredientes son pocos y sencillos, almendras crudas con piel, agua y azúcar. Si las almendras son de calidad, el resultado es exquisito. Actualmente se siguen elaborando de manera artesanal y tradicional.

Las auténticas difusoras de este dulce en Salamanca han sido las monjas de varios conventos de la ciudad y provincia. Con su saber hacer, su delicadeza, los ingredientes utilizados y su receta han hecho de las almendras garrapiñadas un producto delicioso. Parece que una monja de un convento puso la receta en las cajas de almendras que vendían, ese es el motivo por el cual son tan conocidas.

 

2 Comentarios

  1. Manuel

    EN TORNO A LAS ALMENDRAS GARRAPIÑADAS.

    Alba de Tormes. Madres Benedictinas. Almendras y paz.
    Hechas con su piel, agua y azúcar.
    Batidas con amor cordial.
    Monedas en el torno, que un giro da, y aparecen vistosas, derechas al paladar.
    Se cuenta que una madre Benedictina, quiso al Tormes agasajar, y una noche, bajò al río, a ofrecerle su manjar.
    Fue con sus almendras y un beso de caridad.
    Una paloma la vio y la hizo sonrojar.
    El río se endulza, con sabores de piedad, y suspira por un beso.

    ¡ De los de verdad !

    La Virgen De la Vega, bebe agua nada más.
    Y cuando la madre Benedictina se dispone a rezar, una voz amable le dice:
    ¡ No hace falta !
    ¡ Perdonada estás !

    El Tormes pasa Alba y Salamanca y se echa a llorar.

    ¡ Camino de Portugal !

    Y una estrella, se posa suave en un almendro, para darle un beso.
    ¡ De los de verdad !

    ¡ Que tú compañera y tú, comáis muchas almendras garrapiñadas, en compañía de los que tienen la amabilidad de visitarnos, de vuestra mano !

    Responder
    • Teresa

      Preciosos versos Manuel que acompañan y envuelven nuestras almendras garrapiñadas, para hacerlas aún más deliciosas y apetecibles, mencionando, como no, a las Madres Benedictinas de Alba de Tormes que con su buen hacer, delicadeza y amor nos preparan las almendras garrapiñadas y otros dulces conventurales que son una verdadera tentación para los golosos.
      Esperamos que nuestros visitantes disfruten tanto de ellas como nosotras.

      Saludos, Teresa

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies